Gastréctomia en manga

Es una Cirugía Bariátrica restrictiva, es decir que su función es disminuir la cantidad de ingesta de los alimentos. Se retira un 75 a 85% del estómago dejando un remanente de forma cilíndrica o de manga, con una capacidad gástrica que varía de 50 a 150 cc dependiendo de la decisión del Cirujano. Está indicada como la primera parte de una Cirugía Bariátrica más compleja y en pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor a 40. En el caso de pacientes con IMC menor pero con enfermedades -concomitantes- como hipertensión arterial, diabetes mellitus, hiperlipidemia o trastornos en las grasas como triglicéridos altos o colesterol elevado.
La cirugía se realiza bajo el procedimiento de Laparoscopía a través de pequeñas incisiones abdominales con la ayuda de un bisturís especiales, que cortan y cauterizan simultáneamente; permitiendo una operación más rápida y sobretodo limpia.
Se hace una división vertical del estómago, una parte tiene la forma de un tubo que va del esófago al intestino. La otra parte se separa y retira de la cavidad abdominal. Se colocan suturas metálicas y se hace un refuerzo con una línea de sutura como parte del Protocolo de Manejo Intraoperatorio de nuestra Clínica para dar mayor seguridad al procedimiento quirúrgico. Esto evita que se abran las suturas.
En esta cirugía la función del estómago se preserva, sin embargo la operación es irreversible. El paciente reduce la cantidad de alimentos que consume (restricción) y la remoción de la mayor parte del estómago (curvatura mayor) resulta en la eliminación de las hormonas que estimulan el apetito y la sensación de hambre (Grelinas) Hay complicaciones como sangrado intra o postoperatorio, posibilidad de que se abran las suturas metálicas, etc. A diferencia del By Pass Gástrico no existen complicaciones como úlceras marginales, deficiencias vitamínicas u obstrucción intestinal.
El estómago pequeño produce una sensación de saciedad y la dieta a seguir debe ser baja en grasas y azúcar. Durante el primer mes postoperatorio el paciente debe ingerir una dieta líquida, luego semisólida y finalmente sólida bajo supervisión de nuestro Nutriólogo. Si no sigue estrictamente sus indicaciones, el paciente puede disminuir su baja de peso.
En nuestra casuística, aquellos pacientes que tienen un control periódico y regular tanto del Nutriólogo como del Cirujano tienen una disminución de peso mayor, sin complicaciones como el déficit de nutrientes.
Cuando se tiene un IMC muy alto la Gastrectomía en Manga se puede realizar como el primer paso de otra Cirugía Bariátrica más compleja, permitiendo bajar de peso para hacer la segunda parte menos riesgosa. Todo el tratamiento pre y post quirúrgico está protocolizado y con la Supervisión de profesionales altamente calificados.
La Gastrectomía en Manga con un diseño quirúrgico simple, componente restrictivo, bajo porcentaje de complicaciones y escasa mortalidad es una alternativa a considerar en el manejo de la obesidad mórbida.
El manejo preoperatorio es el mismo al de otras Cirugías Bariátricas. La selección del paciente adecuado nos lleva al éxito quirúrgico. Se realiza una evaluación multidisciplinaria que evalúa su estado psicológico y nutricional para que junto al Cirujano Bariatra y otros especialistas -si se necesitaran- construyan una historia clínica completa, un examen físico detallado y los exámenes preoperatorios que incluyen una endoscopía.
A veces es necesaria una dieta para disminuir un hígado grasoso y facilitar la cirugía.