Testimonio de Pacientes

Si usted padece de obesidad, estos son los beneficios que puede lograr gracias a la Clínica Avendaño.

  • Pérdida de peso que puede ser hasta de un 70 a 100 por ciento del exceso. Esta pérdida ocurre generalmente durante los primeros 18 meses después de la operación.
  • Mejora de las condiciones asociadas a la obesidad, incluyendo la diabetes tipo II, hipertensión arterial, apnea del sueño y problemas de artrosis, entre otros.
  • Facilita de manera notable la movilidad al eliminar molestias y dolores corporales.
  • Capacidad mejorada de realizar cualquier actividad física
  • Brinda una nueva apariencia que incrementa la autoestima..

Videos:

Paciente: Isabel Huamán

Alfredo Benavides

 

Ricky Tosso

Pacientes https://youtu.be/mo2inMNmJnU

Expresiones de Pacientes

Llegue a la Clínica De Día Avendaño con muchas dudas, inquietudes y algo de temor, al ingresar es increíble el trato tan amable del personal que labora allí, en la consulta con el Doctor Gustavo Salinas Sedó rescato la forma tan sencilla y clara de explicarte el procedimiento utilizando palabras que para los que desconocemos la terminología médica son de muy fácil entendimiento lo que te genera confianza y seguridad en el paso que estas por dar. Me siento posterior a la operación otra persona, es como una segunda oportunidad que te da la vida para comenzar nuevamente pero llevando una vida más saludable y sana, veras los cambios en tu cuerpo en el corto plazo y es increíble. Muchas gracias Dr. Gustavo y a todo su equipo médico, staff de enfermeras, personal administrativo y de mantenimiento por su apoyo y dedicación en los días que estuve en la clínica.

Coloca mi foto, mi nombre, carnet de extranjería.

Que sirva este correo como autorización para colocar mis datos en la página.

Saludos cordiales

Paciente Anderson  Martínez

 

En algún momento escuché de la operación y busqué mucho en internet y fue el  testimonio de un paciente lo que me animó a operarme. Este paciente decía que la lo peor de haberse hecho la operación, era no habérsela hecho antes. Esto fue lo que marcó mi decisión y hoy luego de 1 mes y 22 días y con más de 20 kilos menos, puedo afirmar que fue la mejor decisión de mi vida.

Sin duda el cambio es más que físico, es emocional. Todo cambia, la percepción de las cosas y el saber que estamos haciendo mucho por nosotros mismos.

Mi experiencia en la Clínica Avendaño ha sido muy gratificante, desde el recibimiento en la primera consulta, con gente muy cálida  hasta el día de hoy que vengo a mis controles.

El tiempo pasa volando y los kilos se van también y eso hace que aprecies cada minuto de tu vida y que irradies energía, alegría y ganas de vivir bien.

Si hablamos de la operación, para mí como paciente ha sido bastante sencilla y la recuperación sin ningún tipo de molestias ni dolor. La ansiedad desaparece casi al 80% y sin duda como me dijo el nutricionista tratante, el 50% está hecho con la operación y el otro 50% depende de tí, depende de comenzar con una vida sana. Sin duda somos lo que comemos y hoy me siento feliz.

Paciente: Jenny Arévalo

 

I came to Peru from America to get my Sleeve surgery. I came from Connecticut and  I was excited to get my surgery done. I was tired of being overweight with lots of health problems. I was reccomened by a lady on the plane from Newark NJ to Peru. I visited this clinic, and got my blood work and ultrasound stuff all in one day, to make sure I was okay for surgery. When I was approved I came in 2 days later. at first the surgery was very painful and uncomfortable ( but what surgery isnt?) When I was laying in bed at the clinic, waiting for the doctors to let me go home.Time goes a 1000 times slower, and I wondered "why he hell did I decide to do surgery?".But once I got home, away from the clinic to a more comfortable place, my recovery became easier. I know that surgery or recovery wasnt easy for me. I hated not being able to more around a lot like I was used to. What made the liquid diet tolerable, was the fact that I wasnt hungry. I lost 9 kilos (20lbs) 14 days after surgery. I dont see a difference yet, but I feel a lot better. I have less joint pain, and I no longer have migraines caused by the feeling of hunger, and for that I am very greatful. I still have a long journey ahead of me. I can only thank the staff who was very supportive the whole time.  Dr. Salinas and Dr. von Waagner were super awesome. I dont regret the Surgery and I know I will do much better as time goes on.

Paciente  Humire Melissa

 

ME SIENTO MUY BIEN, LOS DOCTORES SON MUY BUENOS LAS ENFERMERAS CON MUY BUENA ATENCION, TODO BIEN CON MI  PESO ESTOY CONTENTA CON EL RESULTADO Y CON LA ATENCION EN LA CLINICA . GRACIAS POR TODO.

ANONIMO

HOLA, ANTES DE LA OPERACION, PESABA 82 KILOS, TUVE LA DECISION DE HACER UN CAMBIO EN MI VIDA, YA QUE ME SENTIA PESADA, EXPUESTA A MUCHOS PROBLEMAS DE SALUD E INCLUSO RONCABA; CON KILOS EXTRAS, E INCOMODA POR EL TEMA DE LA ROPA, PUES EN ESTE MOMENTO A UN MES DE OPERADA ME SIENTO MUY FELIZ  Y CONTENTA , YA QUE SE COME MAS SANO, FISICAMENTE ME VOY VIENDO MAS ESTILIZADA AUNQUE SE QUE TODAVIA ES MUY PRONTO, PERO CON LA SEGURIDAD QUE LLEGARE A MI OBJETIVO DE LLEGAR A MI PESO IDEAL . TODO ESTE CAMBIO GRACIAS AL MEJOR DOCTOR: DR. SALINAS  SEDO Y SU EXCELENTE STAFF MEDICO EN LA CLINICA AVENDAÑO.

ANONIMO....

Hay decisiones difíciles en la vida. A los 52 años pesaba 117 kilos, estaba diabética, con colesterol alto, había terminado una nueva carrera en la universidad que no podía ejercer por motivos de salud y una familia preciosa con la que no podía compartir gran parte de los paseos y vida en contacto con  la naturaleza que tanto nos gusta. Ya sabía que no tenía otra opción que la banda gástrica. La pregunta era donde hacérmela. Como australiana confío en la capacidad de los médicos del país donde vivo. No obstante, al comentar e investigar con mis amigos peruanos, la decisión de poner mi salud en manos del doctor Oscar Salinas no fue difícil. Me puse en contacto vía email y desde ya establecí una relación  positiva con la Clínica Avendaño. Una vez superados los problemas logísticos, cruce el mundo. Me senté al lado de la ventana para poder enchufar mi máquina de sleep apnea. No tengo que explicar lo difícil que fue salir de mi esquina para ir al baño.

Llegue a Lima el 8 de mayo. El 9 en la mañana fue mi primera cita. Llegue a la clínica y me sentí bien. Un ambiente amable, personal sonriente, agradable. Estaba muy cansada y cuando el doctor Salinas me pregunto por qué me hicieron cesárea, conteste muy segura "porque tuve una hija!" a lo que contesto "no pues!" (Vergüenza total, él no se ha olvidado).   Fueron como dos horas explicándome al detalle la operación  y comentando muchas cosas, anécdotas, iniciando el "bond" medico/paciente que fue esencial para sentirme totalmente segura de que el esfuerzo de dejar mi casa por tanto tiempo era totalmente justificado. Yo estaba feliz.

Pase las dos semanas de dieta por mi hígado graso. Difíciles, pero con mucho apoyo de mi hermana que salida de su estudio solo para cocinarme y que yo no cayera en la vil tentación de la comida peruana que tanto había extrañado en el extranjero.

Pruebas, riesgo quirúrgico, más dieta... Operación.

Que sentí? NADA, aparte del alivio de haber salido bien, no tuve ni una sola molestia. No hubo dolor, fastidio, mareos,  No tuve que reposar. Mi entorno me preguntaba si realmente me habían operado. La etapa de las miles de pastillas fue fastidiosa, pero no puedo hacer otra cosa que agradecer al Dr Salinas y a su equipo por la experiencia global. Me sentí y me sigo sintiendo en casa.  Y mi salud que esta tan bien solo puede mejorar mientras continúe la bajada de peso. Mi eterna gratitud a todos. No solo voy a existir, sino volveré a vivir al máximo. Los quiero.

Paciente Milagros Cornejo

 

Cuando me veía al espejo y me consideraba fuerte y robusto, no tenía en cuenta que eso era una ilusión psicológica que no me permitía ver la realidad, la cual ocultaba mis 138 kgs, mi hipertensión de 16/10 que no bajaba ni con las 5 pastillas diarias que tomaba para controlarla, ni el azúcar que silenciosamente estaba subiendo, ni los iniciales dolores a las rodillas y otras articulaciones que empezaban a  y me cansaba rápidamente con solo caminar rápidamente algunas cuadras.

Por lo contado tuve que tomar una opción ya que me operaba o me moría.

Hoy en día luego de 3 años de operado, mi presión es de 11/6 y tomo 1 pastilla preventiva para la presión, el azúcar en sangre esta normal, no me duele ninguna articulación, no me canso al caminar rápidamente ya que tengo mayor vitalidad y mi peso se mantiene en 77 kgs.

Hoy me arrepiento de no haberme operado muchos años antes ya que hubiera podido gozar de buena salud y mejor presencia antes que ahora y sobre todo que he alargado mis posibilidades de vida para poder asistir a mi familia por más años.

Paciente A. Martínez 26/05/2016